Categorias

Relatos Eróticos

Ultimas fotos

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por KyoKus


 

La amiga de mi hermana III

Relato enviado por : richitar el 10/04/2006. Lecturas: 4875

etiquetas relato La amiga de mi hermana III .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Ya habían pasado pocos meses desde que Yesenia llego a mi casa, ella estaba muy contenta en la casa, por que la tratábamos, como una más de la familia, era una hermana para nosotros. Era un día domingo


Relato
Ya habían pasado pocos meses desde que Yesenia llego a mi casa, ella estaba muy contenta en la casa, por que la tratábamos, como una más de la familia, era una hermana para nosotros. Era un día domingo un poco aburrido, todos estaban en casa y no había tenido oportunidad de tener sexo con ella en varios días, es mas ni siquiera había podido meterle la mano al culo, ese día conversando con mí hermana me dijo:

- Mañana (día lunes), voy a salir temprano por que hay una reunión en mi trabajo.

No le tome mucha importancia en ese momento ya que mi hermana sale a trabajar después que yo me voy.

Llego el día lunes y tenia que ir a trabajar, me bañe como de costumbre y luego fui a tomar desayuno, allí le encontré a mi hermana que estaba lista también, pero estaba conversando con mama. Termine de tomar el desayuno y me despido, Salí con mi hermana de casa, ambos para el trabajo, pero tomamos diferentes buses, ella fue la primera en tomar el bus y al cabo de un par de minutos, yo tome el mío; habiendo viajado 15 minutos en bus, me acorde que Yesenia estaba solita en el cuarto de mi hermana. Que tonto que soy - me dije así mismo - Yesenia debe estar solita descansando, y si me regreso para cacharla o ¿me voy al trabajar? - pensé en un momento. Mientras estuve pensando en si bajarme del bus o ir a mi trabajo me demore como 5 minutos más, para tomar la decisión de bajarme. ¡Que diablos! - dije - voy a llamar por teléfono al trabajo pidiendo disculpa por la tardanza que voy a tener.

Me baje del bus para no perder mas tiempo, crucé la acera hacia la otra avenida para tomar el bus de regreso a casa, subí al bus y comencé a pensar en Yesenia, eso me excito y mi pene comenzó a erectarse en pleno trayecto, me lo sobaba a veces, estaba muy excitado, se me hizo largo el camino, hasta que estuve cerca y me baje en el paradero, camine con paso apresurado hacia mi casa. Abrí las puertas con la llave que tengo y me dirigí a la sala, de frente al teléfono, cogí y llamé a la empresa donde trabajo: alo, si, con mi jefe por favor. Me pasaron con mi jefe y le digo: sabes, en casa ha habido un inconveniente y voy a llegar un poco tarde, otro día recupero el tiempo perdido - le dije. Mi jefe me respondió: tómate tu tiempo en solucionar tu problema y después vienes a trabajar. Colgué el teléfono, todo estaba listo para empezar con mi plan, un cosquilleo recorría por mi cuerpo, no se si seria por los nervios o por la emoción que iba a empezar.

Me dirigí a mi cuarto, pensaba en Yesenia a cada instante, me saque todo la ropa, estaba desnudo y con la pinga erecta, cogi un short y me lo puse. Luego me dirigí al cuarto de mis padres y cerciorarme de ellos, por que si estaban allí, la hubieran cagado y no habría hecho nada, no encontré a ninguno, habían salido, parece que se fueron al mercado. Luego procedí a dirigirme al cuarto de mi hermana y allí estaba Yesenia durmiendo boca abajo, cubierta con una sabana delgada, que hacia notar su silueta. Me acerque muy despacio hacia la cama, me subí hacia ella y al acostarme cerca de Yesenia, un poco aturdida y asustada se levanta, no se lo esperaba que yo estuviera allí, al lado de ella, semidesnudo y me dice: que haces aquí, por favor vete, que nos pueden encontrar. Yo le respondí: no fui a trabajar por estar un ratito contigo. Pero y si nos ve tu mama - me dijo; yo le respondí: ella se ha ido al mercado y tú sabes que ella se demora. En eso suena, el teléfono y Yesenia me dice: contestas tu o contesto yo. Déjalo que suene - le respondí, además quiero estar contigo. Ella me dice: voy al baño a orinar y tú contestas. Pero tú ya no vas a venir acostarte aquí conmigo - le respondo. Si voy venir - me dice. Verdad, no me engañas? - le pregunte; verdad, cuando vuelvas de contestar el teléfono yo voy estar aquí en la cama - me dijo.

Baje de la cama, salí del cuarto y fui a contestar el teléfono un poco molesto por la llamada inesperada, al mismo tiempo que Yesenia se dirigía al baño. Cogí el teléfono y la voz de la persona que llamaba era la de un hombre y me dijo: ¿Puedes comunicarme con Yesenia?, yo le respondí: ella no esta, ha salido al mercado y puedes llamarla dentro de una hora, y colgué, no deje que hablara más. Si le hubiera pasado el teléfono a Yesenia seguro que todo se habría enfriado y no hubiera hecho nada en ese momento, no hubiera tenido sexo, por que esa era mi intención. Después me entere por mi mama y hermana que ese hombre que llamaba era su novio de ella que estaba en Chimbote y que semanalmente la llamaba en las mañanas.

Me dirigí al cuarto y encontré a Yesenia echada en la cama de costado y tapada con la sabana. Ella volteo su cara cuando estuve entrando y me dijo: ¿quien llamo?; parece que sospechaba que había sido su novio. Yo le dije que era una amiga de mi mama y que había preguntado por ella. Ella al parecer sabia que le estaba mintiendo. Yo cínicamente le jure varias veces que la llamada era para mi mama, por que si le decía que era alguien que pregunto por ella, se habría enojado por no pasarle la llamada; ella ya no quiso escucharme y me dio la espalda de nuevo, al mismo tiempo que yo me sacaba el short y me metía debajo de la sabana desnudo. Puse mi mano sobre su cintura y comencé a sobarlo, baje hasta su calzoncito y cuando procedía a sacarlo ella susurrando me dijo: no así no; no le hice caso y procedí a bajárselos, ella levanto su muslo, para permitir bajarle el calzón sin mucho esfuerzo. Cuando termine de sacarle el calzón, palpo con mis dedos el calzón por la parte de la vagina y estaba húmedo, ella ya estaba excitada. Me coloque detrás de ella, y tomo mi pene con mi mano y se lo dirijo a su conchita. Cuando rozó mi pene con su conchita, lo siento toda mojadita, y le digo: Yesenia, estas mojadita, ella no me contesto. Yo procedí a metérsela, ella empezó a gemir, cuando comenzó a entrar. Su conchita estaba tan lubricadita, que no tuve problemas en entrar toda. Comencé a bombear lentamente, y con mi mano comencé a buscar su clítoris al mismo tiempo que lo frotaba, eso hizo que ella, comenzara a temblar, parece que se había corrido.

Luego retire mi mano y le toco su conchita; que estaba muy mojada y con mis dedos comencé a llevar sus flujos a su ano. Le daba unos masajes circulares sobre su ano, cuando ella me dijo: me haces daño por allí, por favor saca tu mano. Retire mi mano de su culito, no quise insistir mas y seguí bombeando, al mismo tiempo que botaba la sabana que nos cubría al piso.

Mi excitación hacia ella era bastante, que hasta pensé que me iba a correr por que ya lo sentía sensible así que opte por retirar mi pinga de su conchita, y le dije al oído: ¿quieres que te chupe la concha y el culo?. Ella me miro un poco desconcertada y avergonzada, porque eran las mismas palabras que ella uso cuando le pregunto a mi hermana si le gustaba el sexo oral (en el relato anterior la amiga de mi hermana 2, hago mención de esto), no me respondió. Si no me respondes es por que no quieres que te lo mame - le dije y le volví a preguntar: ¿quieres que te mame la concha? ¿Si o no?. Yesenia movió su cabeza diciéndome si. Le dije voltéate y ponte de frente (ella se volteo mirando hacia arriba), yo baje mi cabeza hacia su conchita, le abrí las piernas con mis manos y comencé a chupárselo y a lamerlo, chupaba su clítoris, metía mi lengua en su cuevita y saboreaba sus flujos, lo sentía saladito, mientras que mis manos sobaban su vientre. Ella relajada empujaba su pubis contra mi cara, le estaba gustando la mamada que le daba. Subí hacia su clítoris y mi lengua comenzó a jugar con su clítoris, ella tomo mi cabeza con sus manos y lo empujaba hacia su conchita. Estuve un buen rato mamándole la concha. Eso hizo que mi pinga pierda la sensibilidad que había tenido, pero seguía parado, así que me volví a echar al costado de ella y se la vuelvo a meter, le saco el brasier que tenia puesto y comienzo a sobarles los senos con ambas manos, los tenia duritos; ambos estábamos de costado, yo me levante un poco para inclinarme a su costado y poderle chupar los senos, ella comenzó a gemir, cuando empecé a chuparle los senos muy suavemente.

Me pareció que le gustaba hacer el amor, luego meto un brazo por debajo de su cuello y trate de agarrarle el hombro y con el otro brazo le cogi parte de su cintura e hice un giro sobre ella y puse a Yesenia encima mío (ambos mirando arriba), que rico era cachar así, era la primera vez que lo hacia (se los recomiendo amigos lectores) y era con ella, sentir el peso de ella encima de ti, el poder tener todo el cuerpo de ella a disposición tuyo para manosearlo es excitante, sentir como entra y sale tu pinga en esa conchita mojadita, era lo máximo, era como llegar al cielo. Me movía lentamente y sentía que le entraba toda la pinga en esa conchita muy húmeda y lubricada, al mismo tiempo que con las manos, sobaba todo su cuerpo, todo en ese momento era una delicia, cogi sus senos y los sobaba, algunas veces apretaba sus pezones con mis dedos, después de juguetear con sus senos, bajaba ambas manos hacia su entrepierna, tratando de sobarlo con una presión moderada, no fuerte, al mismo tiempo que rozaba y tocaba su conchita, le sobaba la conchita y algunas veces todo mi pinga, que llegue a tocar mis huevos (testículos) con mi mano, sentía una sensación agradable.

Estuve un buen rato así, explorando todo su cuerpo, cachando, me gusto mucho esa posición, luego puse a Yesenia en su lugar (de costado de nuevo), sin sacarla y cachando siempre y le digo: échate boca abajo. Ella sin titubeos me hizo caso y se puso boca abajo. Yo comencé hacerle unos masajes sobre su espalda y ella comenzó a relajarse, cuando mis manos llegaron hacia las nalgas, ella separo sus piernas, puse mis manos en las entrepiernas y comencé a sobarlo, a veces llegaba hasta su vagina el cual estaba muy húmeda. Luego del masaje procedí a echarme encima de ella, metí mi pinga en su conchita y comencé a moverme, al mismo tiempo que le besaba la espalda y el cuello.

Le mordía, besaba y chupaba su espalda, cuello, al mismo tiempo que me la cachaba, le decía lo hermosa y bonita que estaba, ella solo gemía. Después de varios minutos de sexo le dije: quiero que levantes las nalgas, voy a meter una almohada en tu barriguita. Ella quería más sexo, levanto sus nalgas y coloque la almohada en su vientre, que rico sentí al tener su culo levantadito, yo encima de ella bombeaba con rapidez, mi peso sobre ella parecía que le gustaba y murmuraba: que rico. Así en esa posición esa conchita se tragaba toda mi pinga, sentía muy rico hacer el amor así, con la pinga dentro de ella, puse las palmas de mis manos en la cama y me incline un poco y comencé a cacharla así. Observaba toda la figura de Yesenia, la espalda, sus nalgas que estaban duritas. Ella algunas veces mordía las sabanas. Ella levantaba un poco más las nalgas, me daba la impresión que quería mas pinga, o que le faltaba pinga quizás o quería que le haga el perrito; empujaba su culo hacia mi pene haciendo un poco de fuerza. Yo me levante un poco más y ella se colocó en posición de perrito. Ambos arrodillados se lo volví a meter, comencé a moverme al mismo también que ella empezó a moverse también, al mismo ritmo que yo, le tome de la cintura y comencé a moverme rápidamente, algunas veces la jalaba hacia mi muy fuerte, que le arrancaba algunos gemidos de placer. Ella por momentos contorneaba su culo sobre mi pinga, yo disfrutaba de eso, nunca en mi vida había durado tanto por un polvo. Mi pinga seguía muy dura, yo estaba sudando y un poco cansado, Yesenia parecía cansada también, luego de un rato me dice: por favor termina, ya estoy cansada, me duele la cintura. Yo le dije que ya iba a terminar, pero no era verdad, mi pinga no estaba sensible ni sentía contracción alguna. Así que comencé a bombear más rápido, Yesenia mordía la sabana y me decía: termina por favor.

Yo estaba arrodillado sobre la cama haciéndole el perrito, y cambie de posición, me levante un poco de la cama flexionando las rodillas, sin sacar la pinga y comencé a bombear, que rico era esa posición, esa posición lo había visto en las películas pornos, y era la primera vez que le hacia a mi Yesenia (los pies en la cama, con las rodillas flexionadas), veía como entraba y salía mi pinga de su conchita. Esa nueva posición era como la del perrito, pero no arrodillado sino las piernas ligeramente flexionado, veía entrar y salir mi pinga de su conchita, al mismo tiempo que disfrutaba observando todo su cuerpo, algunas veces se la metía toda y ella murmuraba quejándose así: mmmm…, estuve como loco cachando un buen rato así, ella me decía: por favor termina, estoy cansada. Yo seguía cachando y la verdad es que no se me venia y por salir del apuro le respondía: Yesenia quieres que termine dentro de ti, ella me respondía: no, me gusta mas cuando terminas afuera, quiero ver como cae tu lechecita en tu barriga, pero termina rápido, me duele la cintura.

Comencé a moverme mas rápido, a ella le gustaba eso, lo notaba en su expresión, cuando se lo metía todo con mucha fuerza, mordía la sabana y se quejaba. Después de un rato de estar así, en esa posición un poco cansado y sudando le digo: Yesenia se me viene; saque mi pinga de su conchita y me eche rápidamente en la cama al mismo tiempo que me masturbaba y que gritaba de placer: Yesenia, mira, ahhhhh…, ahhhh, que rico; ven bésame, bésame. Ella me besó, al mismo tiempo que miraba como caía mi semen calientito sobre mi barriga, Yesenia solo observaba con sus ojos lujuriosos y brillantes, pero esta vez no quiso pasar su mano sobre mi lechecita. Se levanto y se dirigió al baño; tuve que limpiar mi semen con el short que había traído puesto, con el fin de no hacerlo caer en la cama de mi hermana. Me levante y me dirigí a mi cuarto a tirarme un duchazo, había sido un buen polvo, el mas duradero de toda mi vida.

Me puse la ropa que me había puesto temprano, y cuando salí del cuarto mama ya había llegado del mercado y estaba conversando con Yesenia en la sala. Le dije a mama que había olvidado unos documentos y que me había regresado, ella me creyó, mientras que Yesenia me sonreía picaramente; me despedí de ambas y me fui al trabajo.

Comentarios a: [email protected]

Otros relatos eroticos Jovenes

relato verdadero de como conoci a una nena de 12 años y en una noche en que su madre la deja sola, ella se convierte en una mujer, y le queda gustando!
Relato erótico enviado por Pezebre el 01 de November de 2005 a las 06:21:07 - Relato porno leído 265383 veces

la cogida con mi hijastra

Categoria: Jovenes
Hola mi esposa y yo llevamos 5 años de casados y tenemos un hijo de 3 años ella tiene una hija de su antiguo matrimonio, de ella es de quien les voy a hablar ,
Todo comenzó un día que mi esposa tuvo que ir a su trabajo y yo tenia descanso
Relato erótico enviado por Anonymous el 02 de July de 2008 a las 16:37:40 - Relato porno leído 119348 veces

venezolana desvirgada

Categoria: Jovenes
Una venezolana virgen de 17 años, que aparentaba ser una niña tranquila, termina siendo una puta desorejada!
Relato erótico enviado por martita el 06 de July de 2004 a las 16:13:47 - Relato porno leído 117053 veces

me folle una quinceaÑera

Categoria: Jovenes
ESTO SUCEDIO EN MI BARRIO DONDE VIVIA DONDE TENIA UNA VECINA DEL FRENTE
Relato erótico enviado por Anonymous el 18 de September de 2007 a las 09:57:14 - Relato porno leído 92881 veces

follando con mi prima

Categoria: Jovenes
follando con mi prima isa
Relato erótico enviado por Anonymous el 27 de October de 2009 a las 10:37:19 - Relato porno leído 84853 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'La amiga de mi hermana III'
Si te ha gustado La amiga de mi hermana III vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar La amiga de mi hermana III. richitar te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato La amiga de mi hermana III.
Vota el relato el relato "La amiga de mi hermana III" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4
votos: 4

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


fotos de suegras bien rica pornola vendedora de caramelos ivRelatos espiando a mi cu?ada desnudarelatos de cuado me coji a mi comadreRelatos eroticos maduro infiel con gorda cuarentonaRelatos de prolapso analrelatos Por bocona Me partieron el culoMadura culona desnudaRelatos eroticos nietas_ NalgonasWww.relatoseroticoscabezon.comrelato tia viuda le urguia tener sexoviole a mi madre para hacerla mi mujer partamarrada-demanos-relatoseroticos.comrelato la vieja devora mi polla golosa como heladolectura erotica morenas maduras missesrelato erotico pezones golpesmadrastra tetona con leche materna relato eroticorelatos eroticos cortosEl rico olor de una pantaleta orinadarelatos eroticos de colegialas en buzo del deportivorelatos con toallas sanitarias mi prima culona nalgona provocando al albañilrelato porno de mujeres de 35 ensenado cm tener sexo a ahijados" se la cogian en "me femenizaron mis amigas relatosrelatoscogiendoculos.comrelatos eroticos infidelidad en plena carreteraMama brika en la polla de su hijorelatos eroticos de quiero amamantartehija sentate a estudiar relatos taboo xxxrelatos eróticos,impotencia y dolor de un cornudowww.me cojio mi suegro alos 15relatos eroticos del cuarto oscuroRelatos: sobrino besame el culo.chicas lindas de todo nari 0Å 9o en facebookrelato mi patrona la viuda pornoengañe a mi novio y no lo quise historia eroticasrelatos eroticos mi suegra nalgona en micro bikinirelatos deportero follandolectura porno el sadico emborrache a mi mujer para follarla con un amigofeminizado por mi tia historiasrelatos eróticos de aposte el culo con mi yerno y perdirelatos pulga53Relatoseroticosconmadurasperro callejero xxx relatoVer relatos ingestomi padrasto tiene su pane grande y medesvirga dormidaimagenes y relatos de putitas calientes en sexo brutal con pervertidos callejerosmasturbarte mucho hace al pene mas peque0Š9omama cojemeincestoXxx espiando a mi hijito relatospadre de familias pasadolos un ve relatos pornole pedi a mi tio que me desvirgara relato pornocachame mas mas mas rico narraciones porno xxxwwwrelato soy gay y mi jefe mi hizo su amante.comrelatos eróticos de aposte el culo con mi yerno y perdirelato con fotos no consentidoReltos porno cn gemidosrelatos sexo comadres indesisasrelatos pornos los favores de mi esposa y mi hija pagaron la deuda 2madre protestona pajea al amigo hijo pornorrelatos de preñadas sodomisadasRelatos pornos comadres nalgonas en el ginrelatos eroticos Sedusco ami sobrinoPorno derelatos porno de maduras lesvianaassrelatos unos negros pijudos violaron a mi mama y la prenaronrelatos mi tia mariarelato novia castigada con sexo analeliterelatorelato transexualchantajean a mi esposa por andar de bares relato pornoconociendo el placer de la venganza parte 2 relatolectura erotica morenas maduras missesxxx cu0Š9adita nalguda duchasporno tuve sexo con mi amigo ginecólogo erótico relatoPorno derelatos porno de maduras lesvianaassrelato xxx violada x tres drogaditosVideos anales y conchas muy carnosas de jovencitas negras Guatemaltecahistorias eroticas me coje el papa de robertito con su perro