Categorias

Relatos Eróticos

Ultimas fotos

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por alienproject

Photo
Enviada por KyoKus


 

SOY PUTA 8. Mi primer trabajo

Relato enviado por : Ekaitza el 09/07/2009. Lecturas: 5617

etiquetas relato SOY PUTA 8. Mi primer trabajo .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Como decía en mi anterior relato (Desenlace Inevitable), en el siguiente contaría cómo comencé a dedicarme al sexo de manera profesional. Yo acababa de cumplir los 18 años y hacía unos meses que había perdido a mis padres en un accidente de tráfico. Vivía sola en la casa y sólo un par de primos míos se preocupaban de que no me faltara de nada. Con el resto de la familia no he vuelto a tener trato, pues mis padres ya no estaban y ya no había modales que guardar.


Relato
Hola, antes de nada voy a presentarme para quien no me haya leído aún. Me llamo Irati, tengo 27 años (soy del 80) y vivo en una gran ciudad de España, aunque soy de un pueblo del norte del país. Para ser sincera no soy una chica especialmente guapa, más bien del montón, y no tengo los pechos grandes, tengo más desarrollada la cadera con un culo carnoso y respingón que normalmente resulta atrayente a los hombres (de hecho es mi arma más recurrida cuando quiero cazar a un macho).

Esta es la continuación de mi saga de relatos SOY PUTA, que aún no sé cuándo decidiré ponerle fin. Recomiendo que antes de leer éste, leáis los anteriores. También quiero agradecer la cantidad de lecturas que han tenido mis dos primeros relatos, y cómo no los comentarios, tanto los halagadores como los críticos. A los segundos, acepto las críticas si éstas son constructivas, como ha venido siendo hasta ahora. Este es mi estilo, cuento vivencias a mi manera y supongo que evolucionaré como autora de relatos, al igual que ha evolucionado mi vida, quizá para bien, o quizá para mal. De todas formas nunca llueve a gusto de todos.

Como decía en mi anterior relato (Desenlace Inevitable), en el siguiente contaría cómo comencé a dedicarme al sexo de manera profesional. Yo acababa de cumplir los 18 años y hacía unos meses que había perdido a mis padres en un accidente de tráfico. Vivía sola en la casa y sólo un par de primos míos se preocupaban de que no me faltara de nada. Con el resto de la familia no he vuelto a tener trato, pues mis padres ya no estaban y ya no había modales que guardar. Como no tenía ingresos necesitaba trabajar, y la verdad que no me costó mucho decidir cómo ganaría dinero para vivir. Sabía que en la carretera que pasa por mi pueblo había un par de prostíbulos a unos kilómetros, así que una tarde me puse una blusa, una minifalda, unas medias de rejilla y unos tacones altos, y así de mona fui a uno de ellos.

Tuve que coger un autobús y luego caminar unos 500 metros porque no hay paradas cerca, así que llegué que me faltaba el aire. Había dos matones en la puerta, con pinta de chulos, altos, delgados y muy macarras que me miraban de arriba abajo, extrañados y por encima del hombro. Uno de ellos me puso la mano en el hombro cuando estaba a punto de pasar el umbral de la puerta y me preguntó qué quería, entonces le contesté que iba a pedir trabajo allí, cosa que le hizo cambiar la expresión de extrañeza por la de asombro. Con esa expresión entró en el local, supongo que buscando a su jefe mientras el otro esperaba fuera conmigo. No paró de mirarme con detalle, como escrutando el material y luego miró hacia otro lado con cara de satisfacción. Volvió el otro matón y me dijo que le acompañara. Pasé adentro con él y vi por primera vez cómo era un "puticlub" por dentro.

Se trataba de un bar, un disco-pub. No había mucha gente, sólo un par de hombres acompañados cada uno de una chica, y cuatro chicas más haciendo un corrillo en una esquina que me fulminaron con su mirada, además de unos matones más. Ellos parecían españoles, ellas todas extranjeras. Nosotros pasamos de largo el bar y nos metimos por una puerta. Había un pasillo con puertas a los lados y una al final, por la cual entramos a un despacho, donde estaba el hombre que regentaba el local –nunca supe si el dueño era él o alguien de más arriba-. El despacho tenía un escritorio (donde estaba él sentado), unos sofás y una puerta. Me invitó a sentarme enfrente suyo y pidió al segurata que nos dejara solos. Empezamos a hablar, y se le veía claramente sorprendido con la situación. No era muy normal que una chica de 18 años se presentara en un club pidiendo trabajo, y pareció gustarle lo que tenía enfrente. Me dijo que quería asegurarse de algunas cosas, así que me preguntó sobre mi vida privada. Yo le desvelé lo justo, además de algunas cosas que supuse que querría oír. Me pidió el carnet de Identidad y comprobó que ya había cumplido los 18 años, y tras devolvérmelo me dijo que no era lo único que quería averiguar, pues yo debía también demostrar lo que soy capaz de hacer. Se levantó, se puso frente a mi, y me dijo que le hiciera una mamada allí mismo, sentada en la silla y él de pie frente a mi. Me puse a ello y después de un rato salivando, lamiendo y pajeando con los labios esa polla, me levantó de la silla, se sentó en la suya y me hizo ponerme de rodillas para seguir con la faena un rato más hasta que se corrió. No me gustó nada lo que hizo entonces: me agarró la cabeza y me hizo metérmela toda mientras se corría. Yo me ahogaba y cuando me soltó no paré de toser y dar arcadas. Le pregunté entre tosidos por qué había hecho eso y él me dijo que para trabajar allí había que aguantar eso y cosas un poquito peores. Entonces llamó a dos de sus seguratas - y les hizo venir al despacho. Mientras llegaban me dio unas toallitas de papel para limpiarme las lágrimas que me habían saltado con las nauseas y me dijo que ahora quería a comprobar mi resistencia a las pollas grandes. Les dijo a los seguratas que me metieran en el cuartillo y me "evaluaran", así que me cogieron de un hombro y me llevaron a la puerta que había en el despacho. Dentro estaba el cuartillo, con una cama, un par de sillas y un armario. Me dijeron que me pusiera en la cama y se desnudaron. Estaba ansiosa por ver con qué pollas iban a comprobar mi aguante, pero cuando vi con lo que me iban a taladrar me dio hasta pánico: aún estaban flácidas pero tenían toda la pinta de que iban a ser inconmensurables.

"Bueno putita, al tajo se ha dicho! -dijo uno de ellos, el moreno (el otro era castaño claro)- que no te vas a sentar en dos meses". Me asomé a gatas al borde de la cama para comerme aquellas pedazo de vergas, que por momentos iban ganando en tamaño y dureza, brillando con la humedad de mi saliva. Cuando ya estaban bien firmes y monstruosamente grandes, empecé a tener un poco de miedo, pues sabía que me iban a hacer daño. Me tumbaron boca arriba y mientras uno se puso entre mis piernas a lamerme el coño, el otro se puso a mi derecha para que se la siguiese chupando. Me encantó la manera que tenía el matón castaño de juguetear con su lengua y sus dedos entre mis piernas, yo me estaba poniendo a mil.

Cuando yo ya estaba en estado de trance por el placer, noté cómo había dejado de usar su lengua para empezar a abrirse paso con la punta de su polla entre mis labios vaginales. Me estaba doliendo menos de lo esperado, y mi vagina se estaba adaptando bien, aunque aquello cambió a medida que iba entrando toda su polla dentro de mi. Sentía cada micra que se introducía en una mezcla de dolor y placer irresistible, pero seguía aguantando. Lo que ya pudo conmigo fue cuando, una vez me la había metido casi toda, empezó a embestir con cada vez más fuerza. "Oh Dios, oh Dios, oh Dios!", sólo acertaba a decir yo: tenía la sensación de que me estaba destrozando el útero a golpes. Me era imposible chupársela al moreno entre las embestidas que me metía el castaño y los alaridos que pegaba yo, pero el moreno me dijo "Putita, yo que tú no dejaría de chupar, deberías seguir lubricando porque te voy a romper por detrás!". Yo seguía intentando chupársela como podía, y de pronto el castaño salió de mí y se puso a la altura de mis tetas. Se pajeó hasta que se me corrió en el pecho. Mientras se levantaba para vestirse, el moreno me hizo ponerme en cuatro, con el culo en el borde de la cama para empalarme él de pie desde fuera de ella. Éste tenía la polla algo más grande que el castaño, y eso se notaba: me dolía bastante, y eso que empezó despacio. Yo pensaba que en cuanto subiera el ritmo iba a sufrir muchísimo, pero de momento podía soportarlo pues el dolor era compensado con esa sensación de constante escalofrío tan placentero del sexo anal. Fue subiendo el ritmo y la fuerza de las embestidas y a su vez también aumentaban el dolor y el frío placer interno que hacía convulsionar mi cuerpo, que ya estaba sudando como en una sauna. Pasó a follarme como un animal, y si el dolor ya era bastante, los escalofríos eran ya tan fuertes que se hacían insoportables, y es que tanta caña iba a matarme. Por fin se corrió, bañando las paredes de mis entrañas y terminando con aquella tortura. Cuando salió de mí, yo me tiré espatarrada en la cama, cansada, dolorida, sudada y con semen en mi pecho y asomando por mi ano. El matón moreno se vistió y antes de irse me dijo: "Eres buena… no sé cómo habrán sido tus relaciones antes de hoy, pero tendrás que acostumbrarte a quedarte a medias". "Capullo" pensé yo. Me había corrido tres veces, y había pasado la prueba con creces.

Otros relatos eroticos Confesiones

mi madre la puta de mis amigos1

Categoria: Confesiones
Mi Madre, a sus 42 años, es una hembra que está rebuena. Mi Padre, un pobre idiota. Así que una noche decidí darle marcha a ella con mis amigos, mientras mi padre miraba..........
Relato erótico enviado por domo54 el 12 de December de 2008 a las 11:35:56 - Relato porno leído 233411 veces

un negro para mi esposa

Categoria: Confesiones
UN NEGRO PARA MI ESPOSA.

DESPUES DE CAER EN LA RUTINA, CUANDO AFORTUNADAMENTE ME ENTERE DE LAS FANTASIAS DE MI ESPOSA, SUPE QUE NECESITABA UN NEGRO PARA NI ESPOSA
Relato erótico enviado por Anonymous el 30 de March de 2009 a las 23:47:21 - Relato porno leído 175513 veces

mis primas virgenes

Categoria: Confesiones
Nos encontrábamos mi mejor amigo Jhon y yo en una finca con toda su familia de el y la mía pasando las fiestas de Nuevo año
Relato erótico enviado por antonio el 27 de December de 2005 a las 12:20:37 - Relato porno leído 156405 veces

la nueva sirvienta

Categoria: Confesiones
Era un día normal, común y corriente, yo regresaba de la prepa, yo soy un chavo moreno, alto, con buen cuerpo, bien dotado y muy atrevido, no tengo novia y ese día fue uno de los mejores en mi vida
Relato erótico enviado por Anonymous el 29 de August de 2008 a las 13:06:42 - Relato porno leído 153912 veces

por el perreo comence

Categoria: Confesiones
Mi nombre es Alicia, y hasta no hace mucho mi familia, y yo desde luego vivíamos en un retirado pueblo, en el que apenas y nos enterábamos de las noticias, ya que ni tan siquiera llegaba la señal de la Tele. Por lo que cuando nos mudamos a la ciudad, lo que más me impresionó fue el baile del perreo
Relato erótico enviado por Narrador el 04 de June de 2012 a las 23:00:35 - Relato porno leído 110503 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'SOY PUTA 8. Mi primer trabajo'
Si te ha gustado SOY PUTA 8. Mi primer trabajo vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar SOY PUTA 8. Mi primer trabajo. Ekaitza te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
CIROJVR (29 de March de 2010 a las 02:18) dice: Lo dicho eres una puta bien hecha!!

RoA (20 de September de 2009 a las 22:54) dice: Wow... que envidia de los matones ya quisiera yo tenerte aunque sea de prueba y tener ese gran pedazo para satisfacerte, espero que estes muy bien y que sigas compartiendo tus vivencias, cuidate mucho, bye


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato SOY PUTA 8. Mi primer trabajo.
Vota el relato el relato "SOY PUTA 8. Mi primer trabajo" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 5
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


en la despedida de soltera me desvirgo un invitadofotos casera de china ense 0Š9ando la vajna la primera vez que le entregue el culo a un amigo gayrelatos incesto de maduro y ancianaver sexo de mas en se0Š9ando a follar a los ijosmama hilo dental. relatobuscador de relatos mi marido se queda dormidorelato mi amigo cuando se emborracha le pide a su esposa que coja conmigorelatos eróticos de aposte el culo con mi yerno y perdiLos 11 relatos eroticos de julietahistorias eróticas porno mi mujer mis amigos en la piscinaRelato porno gay en cuarteto con mamada de capullo y paja deliciosarelatos eroticosdeniñasrelatos eroticos con el carpintero y mi mamarelatos de hombres vergones reventado culos sin misericordiasexo relatos poxno entrio de mujeres violadas botachas porlos amigos del maridowww.relatos anales filias el vergon de mi sobrinorelatos cachondos de gordas de tetas y culo inmensos sodomizadasrelatos calientes de mujeres buenotas cogidas a la fuerza en el busxxxrelatod con imagenesrelatos eroticos supositorios no q soy virgenpene demasiado grueso pone vagina muy estrecharelatos eroticos la droge para desbirgarlarelatos cachondos culeame!!!cachame!! dame pinga mas mas xxx Relatos encule ami aguela x q tengo la berga grandevi como mis vecinos le daban una doble penetracion a mi esposarelato erotico camión de basurarelato lesbi se la mame a un perro gran danesesfinter apretando glanderelato cholitas bolivianasrelatos viole a mi primarelatos pornos de mujeres casadas infieles con pendejos en argentinaelektrik 36ru relatos suegra cachondarelatos y fotos me desvirgo un electricistaGay relatos guevo parejóenano pero vergon relato xxxlectura erotica porno hijastra y primas delgadas nalgonarelatos porno lesbico ahh ahh que rico ay que rico mi amorgratis lesbianas anal escat relatosTodo relatos ombligo torturahombres ba0Š9andose en la calle desnudosber relatos porno de le rompi el culo a mi ermana y se cagarelatos de cholas casadas arrechasrelatos mis pequeñas zorritasrelatos de papas quitandole su virginidad a sus hijas Leer sus relatosrelatos eroticos tiernita panochitael club de tenis relato eroticorelatos pornos dame duro mi machi si si ha hael alto costo del alquiler relatos eróticosse bajo la bragueta y sacó su verga relatosRelato erotico m cogi a las hijitas chiquitas d una prostitutafollando kn mi ku0Š9ada relato yerno cogeme como a una putafollada por mi marido e hojos relatorelato me cogio con su vergotaRelatos porno de amor filial mi madre no queríarelatos eroticos mi mujer me pidio una fantasia que la llevara aun bar para que escogiera a alguien que se la cogierarelatos de madres ninfomanasrelatos eroticos de Valladolid yucatanmi perro pastor aleman me desvirgo mi vagina y culorelatos xxx con mi nuera borracharelato mi cunado y su tremenda vergotarelatos de mama esta empinadarelatos eroticos tiernita panochitarelatos d mi mama xxxrelatos eroticos mi madre monicaamarrada-demanos-relatoseroticos.comrelatos pornos me cogo ami cuñada i la dejo en barasata la sorraRelatosdeprimascachondas.comRelato erotico d yerno se coge aa su suegrachantajean a mi esposa por andar de bares relato pornole pedi a mi esposa que se emborrachan para cogerla entre variosrelatos eroticos follando hermana tras ver perdido apuestamujer pariendo cachorros zoofiliarelatos eróticos de aposte el culo con mi yerno y perdiNalgona deborah relato eroticoRelato seduje a chica de securelatos xxx de casadas rescatadas preñadaeliterelatos jugue a mi hija en el poker y perdiInsestorelatos !fotos para mi hijo!relatos cornudos ese viejo mas que el maridorelatos reales el amigo de papa me desvirgo mi suegro desvirga ami hermana gay folladoputito vistiendose de nenapapa dame por el culo padre e hija relato anal de incestorelatos pornos de vecinitas pobresrelatos eroticos en pleno transporte publicohttps://worldbookmark.info/relatos/eroticos/ficha/mi papi